El Colegio de Abogados de Málaga suspende todos los servicios de guardia por incumplimientos en las medidas de seguridad

El Colegio de Abogados de Málaga ha suspendido todos los turnos de servicios de guardia en la provincia dado que se han constatado importantes incumplimientos en materia de seguridad que ponen en peligro la salud de los letrados.

El decano, Francisco Javier Lara, ha dado instrucciones para que se retiren de manera inmediata los abogados de estos servicios porque no se están garantizando las condiciones mínimas para que puedan desarrollar su labor con seguridad en el marco de la crisis por el coronavirus.

El Colegio de Abogados de Málaga entiende que la situación actual es ciertamente complicada para la sociedad en su conjunto, si bien esto no es óbice para que las autoridades dispongan las medidas necesarias para evitar que se ponga en peligro la salud de los abogados, de sus familias y, por extensión, del conjunto de los ciudadanos.

“Los abogados tenemos una función social muy importante y por eso hemos acudido a prestar nuestros servicios como siempre, pero no voy a permitir que se ponga en peligro a mis compañeros por la falta de organización de otras instituciones”, ha explicado el decano.

Por todo ello, el Colegio de Abogados de Málaga exige un protocolo de actuación que sea preceptivo en todos los centros de detención y juzgados de la provincia para que se garantice la seguridad de los letrados e insta a las autoridades a que faciliten que la asistencia letrada se desarrolle a través de medios telefónicos o telemáticos.

La corporación colegial ha informado de su decisión a la Subdelegación del Gobierno en Málaga, a la Audiencia Provincial, al Juzgado Decano, a la Comisaría Provincial y a la Comandancia de la Guardia Civil.

“urgencias