IU y Podemos denuncian una subida de precios públicos a la ciudadanía en plena pandemia

La confluencia de Izquierda Unida y Podemos califica de “error” la decisión anunciada por equipo de gobierno “para la subida inminente de precios públicos municipa-les de servicios esenciales como el transporte colectivo en autobús de la EMT, las tarifas de los taxis o de la red de aparcamientos municipales. Ade-más de impulsar planes para aumentar la red de estacionamiento de pago mediante el sistema de Zona Azul en los entornos del Hospital Civil, la calle Fátima o Cruz del Humilladero”.

Nicolás Sguiglia, concejal de la confluencia, subraya que “esta subida es un error porque supone cargar en los precios públicos que pagan los vecinos y vecinas la necesidad de aumentar los recursos que tiene el ayuntamiento para afrontar las consecuencia socioeconómicas de la crisis derivada por el Covid 19 y reforzar los servicios públicos”.

“El debate de fondo es a quién se le van a subir los impuestos en esta ciu-dad para hacer frente a un problema general, común y global. El equipo de gobierno ha optado por subir los precios públicos y que paguen los vecinos y las vecinas y desde el Grupo Municipal de Adelante Málaga proponemos que sean las grandes empresas y corporaciones, que en muchos casos incluso han aumentado sus ingresos durante la pandemia, los que hagan un esfuer-zo mayor para contribuir a afrontar los gastos que necesita nuestra ciudad”, incide Sguiglia.

Para ello, Izquierda Unida y Podemos proponen que “se impulse un incre-mento del tipo diferenciado del IBI para los grandes establecimientos co-merciales del 0,7 al 1,1, lo que supondría un aumento del 5,2 millones de euros de recaudación para las arcas públicas, medida que ya ese está apli-cando en otras grandes urbes”.

“Son muchas las compañías que hacen un uso privativo de espacios públicos, como las canalizaciones subterráneas, para ofrecer un servicio privado, des-de Izquierda Unida y Podemos proponemos incrementar las tasas por esa utilización privativa, o los aprovechamientos especiales del subsuelo, suelo o vuelo de la vía pública por parte de compañías privadas de energía, teleco-municaciones y telefonía”.

Por otra parte, tal y como apuntan desde la confluencia, Málaga se sitúa muy por debajo de lo que en otras ciudades se cobra a las entidades finan-cieras por la ocupación de terrenos de uso o dominio público por cajeros au-tomáticos instalados en la fachada de establecimientos y manipulables des-de la vía pública, “por ello proponemos al equipo de gobierno que se au-menten dichas tasas un 25%”.

Progresividad fiscal
El concejal portavoz de la formación, Eduardo Zorrilla, subraya que estas propuestas “van en consonancia con el artículo 31 de la Constitución sobre progresividad fiscal, en la que se indica que se paguen más tasas, impuestos y precios públicos por quienes más capacidad económica tienen y paguen menos quienes menos tienen, y el Ayuntamiento de Málaga está a la cabeza de lo contrario, aquí pagan más los ciudadanos que las grandes empresas”.

“Mientras las tasas, impuestos y precios públicos que pagan la ciudadanía como el agua, el saneamiento o el transporte público en otras ciudades está por debajo del 18% de lo que se paga en Málaga, por el contrario, las tasas, impuestos y precios públicos que pagan las grandes empresas por el uso pri-vativo del suelo, del subsuelo, el vuelo, los cajeros automáticos se sitúa en Málaga un 9% por debajo de los que se paga en otras grandes ciudades como Madrid, Barcelona o Sevilla”, abunda Zorrilla.

“urgencias