Carlos de Cobos asiste al IES Campanillas para hablar de deporte y educación

0
15

El deporte y la educación van de la mano en la filosofía del Instituto de Fertilidad Clínicas Rincón. De ahí que las visitas semanales a los centros educativos malagueños son una obligación en la agenda de los jugadores del equipo, que se encargan de promover el baloncesto entre los más pequeños. Esta vez fue una mañana especial, puesto que grandes deportistas profesionales se dieron cita entre pupitres y libros unidos por una misma causa, como por ejemplo los jugadores de Unicaja CB Fran Vázquez, Jack Cooley, el ex jugador Nacho Pérez o Tete, integrante de la plantilla del UMA Antequera de Fútbol Sala.

En la mañana del lunes le tocó a Carlos de Cobos, quien acudió al IES Campanillas para este bonito ciclo de charlas sobre Deporte y Educación, dando una clase magistral de cómo se compaginan los estudios y los entrenamientos al máximo nivel y dejando claro que con organización todo es posible. El base del equipo vinculado explicó como fue su proceso de adaptación cuando decidió dedicarse al baloncesto profesional, indicando que “la organización es la base de todo. Tanto Unicaja como Clínicas me facilitaron los cambios de entrenamientos para que pudiera estudiar. Tuve mucha suerte. Es verdad que tienes poco tiempo libre, pero si es lo que quieres es el precio que quizá hay que pagar”. Carlinhos, jugador de baloncesto y además fisioterapeuta en Clínicas Rincón, incidió mucho en la importancia de formarse en las aulas y no dejar de lado los libros en ningún momento. “El baloncesto termina, o por alguna lesión o porque la edad no perdona, hay que estar preparado para ello y por eso hay que tener detrás unos estudios y una base para poder seguir caminando en la vida. Sin eso, a día de hoy es muy complicado”.

Sus padres fueron un gran apoyo para él, aunque reconoció que al principio les costó un poco la idea de que su hijo quisiera compaginar ambas cosas. “Ellos siempre me han dicho que estudiar es lo primero, pero yo tenía claro desde siempre que podía compaginar todo. Han sido y son fundamentales para mí porque gracias a ellos he podido cumplir muchos sueños que antes veía de lejos, como dedicar gran parte de mi tiempo a jugar al baloncesto de manera profesional”.

No fue el único integrante de la familia del Clínicas Rincón que acudió al IES Campanillas, puesto que el equipo de balonmano femenino tuvo en Alicia Torres a su representante, quien también habló sobre su experiencia compaginando el mundo del deporte con el mundo académico.