El Ayuntamiento contrata el estudio de los asentamientos en suelo no urbanizable

El Ayuntamiento de Casares ha contratado a una empresa la realización del estudio de definición de los asentamientos urbanísticos en el suelo no urbanizable, lo que supone un gran paso para la regularización de viviendas en zonas rurales.

Dicho trabajo ha sido adjudicado por la Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Casares a la consultora de arquitectura Territorio y Ciudad, después de un procedimiento de contratación del servicio al que han concurrido otras empresas.

Territorio y Ciudad, es una empresa arquitectónica de  gran prestigio  que cuenta profesionales muy reconocidos como el arquitecto  González Fusteguera,con una amplia experiencia en la elaboración de PGOU adaptados a la LOUA, entre ellos el de Marbella, Sevilla o Jerez, y además se ha encargado del proceso de regularización de viviendas rurales en el municipio de Chiclana.

El Ayuntamiento de Casares ya ha elaborado un inventario  que recoge todas las construcciones existentes en la zona rural del municipio: 2.711 edificaciones, que están clasificadas según el tipo: en viviendas (alrededor de 900), albercas, piscinas, naves, almacenes, garajes, casetas, cuadras y hasta gallineros.

Ahora la empresa contratada por el Ayuntamiento se encargará de realizar la definición y delimitación de los asentamientos urbanísticos, contando con un plazo de cuatro meses para entregar el estudio, según ha informado la alcaldesa, Antonia Morera.

Dicho estudio consistirá en la elaboración de un documento en el que se defina la situación de cada una de estas construcciones, dependiendo si tiene licencia o de la fecha de construcción, y la solución que se pueda dar a las que se puedan regularizar dependiendo de cada situación, integrándolas en cada una de las categorías de regularización: como habita  diseminado, asentamiento o edificaciones aisladas.

“urgencias