La Diputación de Málaga impulsa una reducción de la carga fiscal del IBI que beneficiará a 500.000 malagueños en 2014

La Diputación de Málaga ha impulsado una reducción de la carga fiscal del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) que beneficiará a alrededor de 500.000 malagueños en 2014.

La medida supondrá en la práctica una reducción del impuesto de entre el 10 y el 50% del importe para más de 100.000 viviendas urbanas y afectará a todos los municipios que tienen encomendada a la Diputación la labor de recaudación. Se trata de una rebaja de la presión fiscal por tramos que tiene como objetivo contribuir a la reactivación económica.

La Diputación de Málaga tiene en marcha planes que suman casi 100 millones de euros de inversión y que generarán casi 4.000 puestos de trabajo nuevos en la provincia, como el Plan Extraordinario de Impulso a la Economía, dotado con 38 millones; el Plan de Asistencia y Cooperación con los Municipios, que contempla otros 38 millones y se destina por primera vez en exclusiva a los menores de 25.000 habitantes, y el Plan de Inversiones productivas, con actuaciones en cabeceras de comarca que irradian su impacto a los municipios del entorno y que está valorado en 22 millones de euros.

El objetivo de todas estas inversiones es la creación de empleo y la reactivación económica, según el presidente, quien ha subrayado el apoyo a la actividad turística, la cultura y la agroindustria como motores de la economía malagueña.

Proyectos de futuro

El acuerdo con el Ministerio de Medio Ambiente para invertir 25 millones en depuradoras y colectores de 17 municipios del Valle del Genal y Guadiaro permitirá cumplir el compromiso de ambas administraciones con el saneamiento integral en la Costa del Sol, una vez que también está en marcha la depuradora de Nerja. Sin embargo, el presidente ha advertido de que el saneamiento no estará completo hasta que la Junta de Andalucía cumpla con su parte y realice las más de 40 actuaciones a las que se comprometió.

La Diputación está devolviendo el orden financiero al Patronato de Turismo para que se centre en su razón de ser: la promoción de la Costa del Sol. Se está haciendo hincapié en los mercados emergentes y en la calidad del destino. El proyecto ‘Living Costa del Sol’ ha facilitado que las ventas de casas a extranjeros hayan crecido un 24%, situándose en datos del inicio de la crisis.

Junto al Gobierno central se ha impulsado el Plan de Innovación y Excelencia Turística de la Costa del Sol, que destinará 4 millones de euros al fomento de la competitividad de las pymes, del sector turístico, agroalimentario y gastronómico, y prevé un plan estratégico para potenciar y desarrollar la Axarquía.

Sabor a Málaga
La institución provincial, a través de la marca promocional Sabor a Málaga, desarrollará este año cinco ferias comarcales y una en la plaza de toros de la capital para promocionar los productos malagueños. En 2013 ha elevado su participación en el Programa de Fomento del Empleo Agrario, antiguo PER, a 3,3 millones de euros, participando con el Gobierno central en la creación de 11.000 puestos de trabajo en 400 proyectos.

La Diputación ha puesto en marcha el proyecto Ágora, que está al 85% de ejecución y llevará Internet a todos los rincones de la provincia; la Gran Senda, una iniciativa que une medio ambiente, ocio, deporte y turismo; La Noria, una incubadora de iniciativas sociales y solidarias que creará empleo; La Térmica, un centro de creación cultural referente en España que se llevará al resto de la provincia; y desarrollará un nuevo plan de becas con la Universidad de Málaga (UMA).

Bendodo ha incidido en que la Diputación atiende a casi 200 personas, mayores y discapacitados, en la residencia de Antequera y en los centros de Alzhéimer, Virgen de la Esperanza, Guadalmedina, Aspromanis y Sagrado Corazón, a los que destina 15 millones pese a ser competencias impropias. También ha apelado a la cooperación institucional en la lucha contra la violencia de género, tras recordar que desde 2011 han muerto cuatro mujeres en la provincia.

Por último, el presidente ha hecho autocrítica: “Tenemos que ser más exigentes con nosotros mismos y más transparentes”, por lo que se ha encargado un plan de responsabilidad social corporativa y un plan de transparencia y gobierno abierto. Además, ha apelado al entendimiento entre administraciones para desbloquear proyectos como el Caminito del Rey. Bendodo ha afirmado que es “inadmisible” que el hospital del Guadalhorce, al que la Diputación de Málaga aportó 8 millones de euros, siga cerrado.

“urgencias