Los Contrastes dramáticos del Romanticismo abren la VII edición de Málaga Clásica

0
102

La séptima edición de Málaga Clásica condensa esta semana el prolífico legado musical del Romanticismo, un universo sonoro lleno de matices y diversidad y plagado de singulares genios y de virtuosos que ampliaron las posibilidades de sus instrumentos. De hecho, la nueva entrega del Festival Internacional de Música de Cámara diseñado y dirigido por los violinistas Jesús Reina y Anna Margrethe Nilsen se titula de manera muy gráfica Explosión, un sustantivo que resume la efervescencia cultural de aquel periodo comprendido entre finales del siglo XVIII y la primera mitad del XIX. La Explosión a la que nos convoca Málaga Clásica comienza mañana martes 11 de junio con el aperitivo del primera cita con los Talentos en la Colección del Museo Ruso de San Petersburgo y el primer programa, unos Contrastes dramáticos que serán evocados por obras de Grieg, Schumann y Brahms, Cilea, Puccini y Beethoven en la Sala María Cristina.

Una indisposición de última hora impedirá a Jesús Reina participar en los programas. El violinista malagueño deberá guardar reposo por prescripción médica, por lo que será sustituido en los cuartetos, tríos, dúos y octetos en los que estaba prevista su participación por Laura Romero Alba (solista del Festival), Beatrice Gagiu (concertino de Adda Sinfónica) y Erzhan Kulibaev (medalla de oro en el concurso Hindemith de Berlín). En total, con las incorporaciones de Gagiu y Kulibaev al elenco artístico de esta edición, intervendrán en Málaga Clásica catorce solistas de notable trayectoria internacional.

El VII Festival Internacional de Música de Cámara Málaga Clásica tiene su epicentro en cinco veladas principales que se celebrarán entre el 11 y el 16 de junio en la Sala Unicaja de Conciertos María Cristina, el Cine Albéniz y el Teatro Cervantes. Sonatas, tríos, cuartetos, quintetos y otras piezas camerísticas de compositores como Beethoven, Brahms, Grieg, Schumann, Mendelssohn o Saint-Saëns y extractos de grandes óperas de Puccini, Cilea, Bellini, Mascagni o Bizet conforman los programas de esos cinco conciertos temáticos, que tendrán como complemento dos sesiones de Talentos en la Colección del Museo Ruso de San Petersburgo y el Centre Pompidou Málaga, ambas con entrada libre, así como diversas clases magistrales y una conferencia.

Jesús Reina y Anna Margrethe Nilsen han confeccionado el VII Málaga Clásica como un escaparate en el que revisitar (y escuchar) unos tiempos de significativas rupturas formales y estilísticas. Explosión recoge en sus seis programas ese espíritu de libertad y de cambio, caracterizado por la extensión y quiebra de los límites formales del Clasicismo abordada por Beethoven, la ampliación de la paleta tímbrica posibilitada por la evolución de los instrumentos, la evolución de las orquestas y de las agrupaciones de cámara y los cambios sociales que configuraron nuevos públicos y nuevos rituales. Piezas íntimas y expresivas, obras cargadas de dramatismo escritas para agrupaciones más numerosas y algunas arias de especial y delicada belleza componen el nuevo mosaico de Málaga Clásica, un surtido de composiciones que según sus directores ha sido “cuidadosamente seleccionadas para mostrar diferentes maneras en las que la emoción llega a la superficie”.

Los dos responsables artísticos del VII Málaga Clásica llevan desde 2013 acercando a Málaga a algunos de los mejores de jóvenes instrumentistas del panorama internacional para este festival organizado por el Ayuntamiento de Málaga y el Teatro Cervantes. En esta edición, además de Anna Nilsen, participarán en los cinco conciertos principales y en las clases magistrales los violinistas Koh Gabriel Kameda, Laura Romero Alba, Beatrice Gagiu y Erzhan Kulibaev, los violas Eleanor Kendra James y Chien-Fan Yiu, los chelistas Krzysztof Karpeta y Gabriel Ureña, los pianistas Misha Dacić, Kiryl Keduk y Sergio Montero, el tenor Nils Georg Nilsen y la soprano Susanne Hvinden Hals.

Del martes 11 al domingo 16
Explosión comenzará el martes 11 de junio con el primero de los conciertos de Málaga Clásica: Talentos. Un grupo de jóvenes instrumentistas seleccionados por los directores artísticos del Festival actuará en la Colección del Museo Ruso de San Petersburgo poco antes del primer concierto temático. La Sala María Cristina acoge ese mismo día dicha primera sesión, denominada Contrastes dramáticos, en la que se interpretarán obras de Grieg (el grandilocuente unísono del Cuarteto en sol menor), Schumann y Brahms (el Intermezzo y el Scherzo de la Sonata F-A-E para violín y piano), Cilea (un aria de L’arlesiana), Puccini (la célebre ‘E lucevan le stelle’, de Tosca) y la Grosse fuge de Beethoven. La jornada del miércoles 12, también en la Sala María Cristina y titulada Luz y color, constará de una sonata para violín y piano de Saint-Saëns, el conmovedor dúo ‘Son geloso del zefiro errante’, de la ópera La sonnambula, de Vincenzo Bellini, y el bello Sexteto de cuerda nº 2 en sol mayor de Brahms.

El Cine Albéniz recoge el testigo del Festival el jueves 13 y el sábado 15. El día 13 comenzará con la segunda tarde de Málaga Clásica: Talentos, en esta ocasión en el Centre Pompidou Málaga, y luego continuará en el Salón Rossini del Cervantes con la conferencia Transgresión Romántica: la revolución del arte total, que impartirá la historiadora del arte por la UMA Andrea Aranda. El concierto temático del jueves agrupa con el concepto de Explosión expresiva un estremecedor trío para violín, chelo y piano de Brahms, cuatro canciones de Bellini, el ‘Ave Maria’ de la Cavalleria rusticana de Pietro Mascagni y el archiconocido Quinteto del compositor checo Antonín Dvořák, una pieza de viveza y lirismo con espíritu danzante de la región de Bohemia. La velada del sábado en el Albéniz, llamada Corazón en mano, comienza con dos dúos para soprano y tenor y la Sonata para violín y piano de Gabriel Fauré, prosigue con un aria de Les pêcheurs de perles, de Bizet, y culmina con el Cuarteto en la menor de Mendelssohn, una sentida pieza que el compositor escribió con 18 años en homenaje a Beethoven.

Málaga Clásica acaba el domingo 16 en el Teatro Cervantes con Expansivo, un programa que comprende el ‘Adagietto’ de la Quinta Sinfonía de Mahler interpretado por la Orquesta Academia Galamian y artistas del festival, el Quinteto para piano y cuerda de Arensky, un dúo para soprano y tenor de la ópera L’amico Fritz, de Mascagni, y el Octeto de cuerdadel compositor, violinista, pianista, chelista y director George Enescu.

“urgencias