El Colegio de Abogados de Málaga homenajea a Fernando García Guerrero-Strachan colocando una placa conmemorativa en la fachada de su sede

0
20

La sede del Colegio de Abogados de Málaga en número 13 del paseo de la Farola se inauguró el 5 de noviembre de 1994, gracias al trabajo que realizaron los decanos Agustín Moreno Cano y José Antonio Peláez García. Justo 25 años después se ha incorporado a la fachada una placa conmemorativa en homenaje a Fernando García Guerrero-Strachan, decano de honor de la corporación colegial. 

El decano de los letrados malagueños, Francisco Javier Lara, ha afirmado que García Guerrero-Strachan es el “abogado perfecto” y ha destacado su valía personal, profesional e institucional. “Esta placa simboliza la presencia permanente de Fernando en el Colegio, en nuestra sede”, ha manifestado. 

Han participado en el acto el concejal del Ayuntamiento de Málaga, José del Río, y la vicepresidenta tercera de la Diputación de Málaga, María Victoria Caracuel, quienes han subrayado la importancia de Fernando García Guerrero-Strachan y su familia para la ciudad. 

El homenajeado ha asegurado que siente una “gran ilusión y una gran satisfacción” al recibir este reconocimiento: “El Colegio ha hecho por mí mucho más de lo que yo he hecho por el Colegio”, ha afirmado García Guerrero-Strachan, que ha estado arropado por la Junta de Gobierno de la corporación, numerosas autoridades civiles y militares, su familia, sus amigos y numerosos abogados. 

Fernando García Guerrero-Strachan ejerce sin interrupción desde el 31 de mayo de 1954, por lo que acumula un total de 65 años de ejercicio profesional. Fue decano del Colegio de Abogados de Málaga desde diciembre de 1977 hasta diciembre de 1982, en plena Transición Española, demostrando una gran capacidad de diálogo y consenso y también de liderazgo y determinación. Durante su mandato se creó y se potenció la Escuela de Práctica Jurídica, que dirigió entre 1981 y 1994. 

El Ministerio de Justicia le concedió la Cruz de Honor de la Orden de San Raimundo de Peñafort en 1983 y el Colegio de Abogados de Málaga le impuso la Medalla de Honor en el año 2016. 

Formó parte de la Comisión rectora del Anteproyecto del Estatuto General de la Abogacía de 1982 e intervino en la reforma parcial del Reglamento de la Mutualidad General de la Abogacía. Es académico correspondiente de la Real Academia de Jurisprudencia y Legislación de Granada, fue miembro de la Junta de Gobierno de la Mutualidad y ostenta el título de decano de Honor del Colegio de Abogados de Málaga desde el 15 de octubre de 2005. 

“Más allá de todo esto, Fernando es un abogado honrado, estudioso, enérgico y constante, leal y generoso”, ha afirmado Lara, quien ha resaltado que, a día de hoy, el homenajeado sigue siendo una fuente permanente de consulta para todos los abogados que acuden a él.

El decano emérito del Colegio José María Davó; parlamentarios andaluces como la abogada Teresa Pardo; el presidente de la Sala de lo Social del TSJA y representante del Poder Judicial en Málaga, Francisco Javier Vela Torres; la presidenta de la Audiencia Provincial, Lourdes García Ortiz; el presidente de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del TSJA, Manuel López Agulló; el comisario provincial, Manuel Javier Peña Echeverría; el subdelegado de Defensa, el coronel José Antonio Leiva Lobato; el comandante naval de Málaga, Ignacio García de Paredes; el decano del Colegio de Colegio de Procuradores, Antonio J. López Álvarez; la delegada provincial de los Registradores, María Dolores García; y la secretaria general para la Justicia, María José Torres, han sido algunas de las autoridades presentes en el acto.

“urgencias