Coín ultima los trabajos para lograr el objetivo de vertido cero de aguas residuales en este año

Desde el pasado año el Ayuntamiento de Coín trabaja para lograr el objetivo de vertido cero de aguas residuales. A comienzos de este nuevo año el Consistorio se encuentra ultimando los trabajos para que en el primer semestre del año sea una realidad. Ya han comenzado las obras para la instalación de más de 450 metros de tuberías de 500 mm de diámetro entre el Cruce de Río Cuevas y el colegio Ximénez de Guzmán que cuenta con una inversión total de 135.000 euros. “Se trata de la última actuación de envergadura de este Ayuntamiento para conseguir nuestro objetivo: que Coín deje definitivamente de verter al río aguas residuales”, ha explicado el alcalde de la ciudad, Francisco Santos, que ha visitado las obras junto al concejal de Medio Ambiente, Antonio Lucena, y los técnicos municipales.
Para el regidor coineño, se trata de uno de los proyectos importantes de Coín para que este 2020 se pueda conducir todas sus aguas residuales a la EDAR de Pizarra. “Tras un proceso de licitación que comenzó por 175.000 euros, finalmente lo hemos conseguido reducir hasta los 135.000 euros”, ha explicado. El plazo de ejecución de esta obra es de 68 días, aunque Santos espera que, viendo la evolución de las obras, “a mediados de febrero habrá finalizado”. Por otro lado, otra de las actuaciones importantes llevadas a cabo por el Gobierno municipal ha sido la obra de saneamiento integral entre calle Antequera y el colegio Carazony. Una intervención que comenzó a finales del mes de octubre de 2019 y que ya ha finalizado con la conexión entre tuberías que han realizado los Servicios Operativos del Consistorio coineño. Esta obra se licitó tras el verano por un valor de 100.000 euros y consta de 212 metros lineales de tubería.

En total, más de 230.000 euros invertidos en estas dos actuaciones principales para conducir las aguas residuales de la localidad hasta el colector que lo llevará hasta la depuradora del Bajo Guadalhorce. “Este era el objetivo de este equipo de gobierno, realizar todas las tareas que correspondían a la administración local para cumplir el vertido cero y una vez finalice la obra en Cruce de Río Cuevas y se repare el colector, que fue destruido tras las lluvias de 2018, todas las aguas de Coín serán depuradas al 100%”, ha resaltado Santos, quien ha explicado que se han ido ejecutando las obras por fases mientras llega la reparación de este colector, que depende de la Junta de Andalucía y que ya han anunciado que se efectuará próximamente.

El alcalde coineño ha asegurado que, “en principio”, una vez finalizada esta última obra “no quedarán ningún vertido de aguas residuales al río Guadalhorce” por parte del Ayuntamiento de Coín. “Una vez se conecten todas las tuberías al colector comprobaremos que todo esté correctamente conectado y será el momento de ver si hay alguna otra actuación de mejora, pero en tal caso, serán intervenciones menores que no van a alterar bajo ningún concepto el plan del Ayuntamiento para lograr este vertido cero en el primer semestre del año”, ha insistido.

“urgencias