Imanol Arias recibe el sábado el premio Málaga de Teatro de manos de Fran Perea

Imanol Arias recibirá este sábado el premio Málaga de Teatro tras la primera función de El coronel no tiene quien le escriba. El actor, cantante y productor malagueño Fran Perea le entregará el galardón, instituido el año pasado para reconocer la trayectoria de uno de los intérpretes más destacados del Festival de Teatro de Málaga. Entonces recayó en Concha Velasco, y ahora lo recogerá un profesional de dilatada experiencia, conocido popularmente por sus roles de El Lute o del Antonio Alcántara de Cuéntame, y que aglutina una extensa y reconocida carrera de más de cuatro décadas que ha sido valorada fuera de España por la A.C.E. (Críticos de Nueva York) y el Festival de Berlín y dentro de nuestras fronteras con la Medalla de Oro al mérito en las Bellas Artes, la Concha de Plata al mejor actor en San Sebastián, la Espiga de Oro de Honor en Valladolid, el Premio Especial Sant Jordi de Cinematografía a la Trayectoria Profesional y numerosos TP de Oro o Fotogramas de Plata, entre otros premios. 

En El coronel no tiene quien le escriba, adaptación de Natalio Grueso de la novela de García Márquez que ha agotado las entradas de las funciones programadas el sábado 11 y el domingo 12, Imanol está dirigido por Carlos Saura y acompañado en escena por Cristina de Inza, Jorge Basanta, Fran Calvo y Marta Molina.

 

Tras su inauguración anoche con las representaciones de Bells & Spells en el Teatro Cervantes y El perro en el Echegaray, el Festival de Teatro de Málaga, que en la 37 edición cuenta con la colaboración de “la Caixa” y Centro Porsche Marbella, brinda una amplia paleta en este su primer fin de semana. Después del Esperando a Godot de esta noche, una versión del clásico de Beckett estrenada recientemente en el Teatro Palacio Valdés de Avilés, dirigida por Antonio Simón y con Pepe Viyuela como ‘Estragón’ y Alberto Jiménez como ‘Vladimir’ (de 10 a 27 euros), el encuentro escénico municipal propone visitas al teatro del Siglo de Oro, miradas a los cómicos de la legua, títeres y monólogos con comida y vino.

“urgencias