Se suspende el pago en efectivo en el autobús y sólo se permite el acceso por la puerta central del vehículo

El Ayuntamiento de Málaga ha implantado medidas excepcionales en el transporte público en autobús con motivo de la pandemia de Coronavirus. 

En concreto, se suspende el pago en efectivo en todos los autobuses de la EMT, para evitar contagios. De este modo, el acceso al autobús solo se podrá realizar mediante el pago con la tarjeta BUS en cualquiera de sus modalidades (multiviaje, estudiante, mensual, anual, jubilado, etc.) ampliamente utilizada por todos los viajeros en sus desplazamientos diarios. En la actualidad se encuentran distribuidas más de 1.300.000 tarjetas entre los malagueños y existen más de 150 puntos de venta y recarga de esta tarjeta, en kioskos y estancos.

Igualmente, el acceso al autobús se realizará por la puerta central, permaneciendo cerradas las puertas delanteras. Para el pago con tarjeta, todos los autobuses cuentan con una máquina validadora situada a la espalda del conductor. Se va a reforzar la señalización de la ubicación de la máquina validadora.

Además, el Centro de Atención al Cliente permanecerá cerrado temporalmente desde el próximo lunes 16 de marzo. La mayoría de servicios que en la actualidad presta esta oficina con la que cuenta la EMT se pueden realizar telemáticamente y progresivamente se implementarán el resto de servicios para poder realizar todos los trámites que en la actualidad sólo se pueden realizar de forma presencial.

 

En todo momento se ha buscado colaborar con las medidas propuestas por las autoridades sanitarias, y es por ello que se han realizado estas actuaciones, similares a las que se están implantando en el resto de ciudades españolas, que se suman a otras como la desinfección diaria de los autobuses.

“urgencias