El Ayuntamiento de Málaga y la Diputación de Málaga invierten más de 1,6 millones de euros en el proyecto de la pasarela de madera sobre el río Guadalhorce

El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, y el presidente de la Diputación de Málaga, Francisco Salado, han acompañado hoy al presidente de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno Bonilla, a la visita que ha realizado a la pasarela peatonal de madera recientemente finalizada sobre el río Guadalhorce.

A la visita también han acudido el consejero de Presidencia, Elías Bendodo; la consejera de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, Carmen Crespo y los concejales de Ordenación del Territorio, Raúl López y de los distritos Churriana y Carretera de Cádiz, José del Río y Luis Verde, respectivamente.

 La pasarela peatonal, que forma parte de la Senda Litoral y que comunica la zona del Palacio de los Deportes José María Martín Carpena con el paraje de la desembocadura del Guadalhorce, ha supuesto una inversión de más de 1,6 millones de euros, cofinanciada al 50% por el Ayuntamiento de Málaga y la Diputación de Málaga.

Así, el proyecto ha contemplado la ejecución del tramo de Senda Litoral que discurre desde el acceso a la infraestructura de paso existente en la margen derecha del río Guadalhorce hasta la mota en la margen izquierda desde donde arranca esta nueva pasarela que salva el brazo izquierdo del río.

El emplazamiento donde su ubica la pasarela se caracteriza por ser una zona con un importantísimo valor paisajístico y medio ambiental, cuestión que hace idónea la utilización de la madera como material estructural, siguiendo la línea marcada por el proyecto de la Senda Litoral y por otras actuaciones realizadas en Europa.

Cabe recordar que el proyecto, que fue adjudicado a finales del año 2018 por un importe total de 1.598.894,99 euros (IVA incluido), se dividió en dos lotes: URINCI resultó adjudicataria de la ejecución de la pasarela por un importe de 1.209.697,33 euros y OBRAS GENERALES DEL NORTE para las actuaciones relativas a la obra civil por un importe de 389.197,66 euros. A esta cantidad por la que se licitó el proyecto, se le suman otros 150.000 euros que se han ejecutado para proceder al refuerzo de la estructura debido a las características del terreno arcilloso.

Igualmente, el proyecto supone la mejora ambiental de una zona que estaba degradada, pues es un espacio natural que presenta aportes de terreno y rellenos procedentes de obras de dos antiguas infraestructuras básicas de la provincia: la carretera 340 y el ferrocarril. El material de relleno ha servido para la creación de la plataforma sobre la que discurre la senda. Además, existe vegetación no autóctona que ha necesitado ser retirada.

DATOS DE LA ACTUACIÓN

La actuación ha contemplado la pasarela peatonal y un camino de acceso a la misma, con una longitud total de 575 metros.

La superficie total de la actuación ha sido de 10.425,85 m2, de los cuales 935 m2 son de conexión de caminos del paraje natural y de la Senda Litoral; 605,85 m2 de desbroce del perímetro de la Senda Litoral y 8.885 m2 de actuaciones de señalética en la conexión con las urbanizaciones Sacaba Beach y Guadalmar.

En concreto, la pasarela sobre el río Guadalhorce tiene una longitud total de, aproximadamente 270 metros lineales y un ancho de paso útil de 3 metros. La estructura de la pasarela está formada por 7 vanos de configuración creciente de luz simétrica, siendo la luz del vano central que salva el ramal del río Guadalhorce con su caudal habitual, de 66 metros; 55 metros la siguiente, 31 y 15 metros respectivamente los tramos que hay a continuación.

A su vez, se ha ejecutado un camino de acceso a la pasarela desde la margen derecha (Guadalmar). Esta senda peatonal cuenta con una longitud de 305 metros y un ancho de 3 metros funcionales en prácticamente la totalidad del recorrido. La senda peatonal se ha ejecutado en su mayor parte con terreno de relleno existente en el ámbito del proyecto, respetando de esta forma el entono en el que se desarrolla la actuación. 

Por su parte, para el diseño del puente instalado, en el que destacan las formas curvas de los arcos principales y su barandilla envolvente de formas redondeadas, se ha buscado el compromiso entre la estética y una óptima eficiencia estructural. La utilización de un material como la madera garantiza su integración en un entorno de gran valor paisajístico y ambiental como es el Paraje Natural de la Desembocadura del Guadalhorce. La durabilidad de la madera se ha garantizado con un proceso de tratamiento en profundidad a presión en autoclave con sales hidrosolubles, lo que combinado con un minucioso diseño del detalle constructivo asegura una larga vida útil.

Así mismo, además de la pasarela, el proyecto también contemplaba el acondicionamiento de un camino para conectar el puente con una senda y un puente ya existentes que salvan el otro brazo del río Guadalhorce. Igualmente, se han realizado actuaciones complementarias que se enfocan principalmente en dar solución a los accesos desde la Senda Litoral al paraje natural con vallados y puertas para el control del flujo de visitantes al paraje natural. 

Los materiales empleados en el proyecto son respetuosos con el entorno, ya que se trata de pavimento de terreno natural compactado para el paseo peatonal, barandillas de madera en rampas, vallas ganaderas en el sendero, etc.

“urgencias