Estepona digitaliza toda la red de agua para mejorar el servicio y actuar con mayor efectividad

El teniente alcalde del área de Gestión de Recursos, Blas Ruzafa, y el gerente de Hidralia en la Costa del Sol Occidental, Fulgencio Díaz, han presentado el proyecto de digitalización que se ha llevado a cabo en la red de abastecimiento y alcantarillado de Estepona.
Con esta actuación se avanza en la gestión de la red de agua de la ciudad, ya que la aplicación de herramientas digitales facilita la toma inteligente y eficiencia de decisiones en la gestión de las infraestructuras, consiguiendo una mayor resiliencia de la ciudad frente a fenómenos adversos del cambio climático, como periodos de sequía o fuertes lluvias.

Blas Ruzafa ha indicado que los 435 kilómetros lineales de alcantarillado de Estepona se encuentran ahora monitorizados a través de una aplicación móvil desarrollada para dispositivos electrónicos.

A través de estos equipos se puede analizar el estado actual de la red y obtener datos en tiempo real. Tras el estudio de esa información, los técnicos podrán planificar de forma óptima y más eficiente las necesarias operaciones de mantenimiento, limpieza de la red y la gestión de todas las actuaciones que los operarios tienen que realizar sobre el terreno en las distintas infraestructuras de la red de alcantarillado.

El sistema, según ha explicado Fulgencio Díaz, cuenta con un módulo de informes y un cuadro de mando para poder consultar vía web la planificación derivada de este análisis, además del estado y los resultados de las actuaciones realizadas a pie de calle. Todo ello, no solo facilita, sino que también mejora los tiempos de reacción y la realización de las tareas para el mantenimiento de las redes de alcantarillado, por lo que se optimiza el estado de la red para la prevención de posibles episodios de fuertes lluvias.

Además de la digitalización de la red, la concesionaria del servicio trabaja de manera intensa en la localización de fugas y pérdidas de agua con el objetivo de aumentar el rendimiento del sistema de distribución de agua potable y evitar la merma de caudal en los depósitos. Para ello, también se utilizan herramientas tecnológicas como como los pre-localizadores, el gas helio, la varilla acústica o el geófono avanzado, diseñado para amplificar el ruido que genera el agua que escapa de las tuberías, en situaciones de fuga.
A ese respecto, el teniente alcalde del área de Gestión de Recursos, Blas Ruzafa, ha comentado que, en los últimos cinco años, se ha realizado un importante esfuerzo por mejorar el rendimiento de la red de alcantarillado, lo que ha evitado la pérdida de un total de 472.915 metros cúbicos de agua. El responsable municipal ha valorado este logro porque demuestra el compromiso que tiene el Consistorio con el medioambiente y con la correcta gestión de los recursos naturales.

Todas estas mejoras en la red de agua forman parte del Plan Director de Alcantarillado, un documento en el que se establecen las actuaciones necesarias que han de ejecutarse en los próximos 25 años para que el suministro se garantice a los ciudadanos en las mejores condiciones.

En una primera fase del plan se establecen un centenar de actuaciones que supondrían en total una necesaria inversión de alrededor de 10 millones de euros, de las que ya se han ejecutado importantes actuaciones como la renovación y mejora de la red de saneamiento y alcantarillado en la avenida Andalucía, calle Tajo, calle Calvario y entorno, Jefatura de la Policía local y entorno o avenida San Lorenzo, entre otras. En este año, Hidralia ha ejecutado cuatro importantes actuaciones en el camino de Los Molinos, en la calle Carmen Sevilla con Calle Real, en la calle José Luis Díez con avenida España y en la calle San Miguel, con una inversión total de 215.000 euros.

Otras actuaciones
Para el mantenimiento de las redes de alcantarillado, además de los sistemas de gestión digitalizados, Hidralia aplica distintas tecnologías como un nuevo equipo con pértiga o cámaras CCTV que permiten la evaluación rápida, precisa y de bajo costo para conocer el estado de las tuberías, además de contar con vehículo adaptado para las calles más estrechas.
Además, se ha procedido a la sensorización y telecontrol de todas las estaciones de bombeo del municipio para obtener en tiempo real el estado de los parámetros hidráulicos de la ciudad. De esta forma, se puede controlar e interactuar, adoptando medidas inmediatas a distancia, para anticiparse a situaciones de emergencia y otras situaciones determinadas por la variabilidad de la demanda de agua, aumentando la garantía de suministro a la población.

“urgencias