IU y Podemos exigen un aumento de la dotación económica para el refuerzo de la atención social en los presupuestos de 2021

Dentro de la ronda de visitas a las barriadas para apoyar el trabajo de los colectivos implicados en la acción social y el combate a los efectos de la pandemia, los concejales de la confluencia de Izquierda Unida y Podemos en el Ayuntamiento de Málaga ha mantenido este mediodía un encuentro con activistas del punto de reparto de alimentos y el economato que gestiona la asociación ‘Animación Malacitana’ en el distrito de Campanillas y han reclamado que “la prioridad para los presupuestos municipales de 2021 tiene que ser el aumento de la inversión en acción social para garantizar las necesidades esenciales de la población malagueña”.

La concejala portavoz adjunta de la confluencia de Podemos e IU, Paqui Macías, considera urgente “hacer frente a la emergencia social que sufre la ciudad de Málaga, acentuada por los efectos de la pandemia, por lo que debe ser una prioridad dar una respuesta efectiva y urgente, mediante el aumento de la dotación económica en los presupuestos municipales que están próximos a su aprobación”.

Macías informa de que “en la actualidad en Campanillas están atendiendo a más de 250 familias desde la red de reparto y el economato y en la ciudad de Málaga el número oscila entre las 13.000 y las 15.000 familias. Una cifra que se espera que en los próximos meses vaya en aumento. Por tanto, un eje fundamental de los presupuestos para 2021 tiene que ser la atención social, así se lo hemos exigido desde nuestro grupo al alcalde en un documento de propuestas que le remitimos hace ya más de una semana”.

La portavoz adjunta de la coalición defiende que “ninguna familia malagueña se quede con la nevera vacía”. Para ello propone “un programa de acceso a la alimentación y la higiene que refuerce a los economatos y a los puntos de reparto de productos básicos. Han de destinarse, al menos, dos millones de euros para subvenciones a economatos y puntos de reparto de productos básicos de alimentación e higiene en los barrios de la ciudad, garantizando la dotación de productos suficientes, una mayor coordinación y un mejor servicio para atender las crecientes necesidades de las familias malagueñas”.

El concejal portavoz de la confluencia de Podemos e IU, Eduardo Zorrilla, explica otras de las propuestas trasladadas para su inclusión en los presupuestos relacionadas con la satisfacción de necesidades básicas, como “el aumento con una dotación de seis millones de las partidas destinadas a las prestaciones económicas y ayudas de emergencia social y la contratación de 50 plazas para el refuerzo de los Servicios Sociales Comunitarios, mediante el destino de 850.000 euros para la convocatoria pública que permitiría reforzar el funcionamiento de este servicio esencial”.

“urgencias