La campaña ser limpios se centra en los horarios para depositar basura

El Ayuntamiento de Málaga, a través del Área de Servicios Operativos de la que depende Limpieza de Málaga S.A.M., lanza una nueva campaña de concienciación ciudadana con el fin de promover el adecuado depósito de las bolsas de basura, en su contenedor correspondiente, para mantener más limpia la ciudad. La concejala de Servicios Operativos, Teresa Porras, ha presentado esta mañana la nueva campaña y ha destacado “es muy importante trasladar a los malagueños una serie de buenas prácticas que se deben seguir al salir a tirar la basura y que, al cumplirlas, logran una mejora del estado de las calles de su barrio y favorecen la convivencia vecinal”.

Bajo el eslogan “Ser limpios por Málaga”, la campaña aborda el depósito de los residuos orgánicos y restos, destaca la importancia de tirar la basura en su horario establecido, de 21.00 a 23.00, en circunstancias normales como se indica en la ordenanza, y de 21.00 a 22.00 durante el toque de queda actual. Se trata de procurar que permanezca en el contenedor el menor tiempo posible hasta la recogida por parte del servicio de limpieza. 

Por otro lado, como otros aspectos clave, las bolsas de basura se deben depositar dentro del contenedor, tratando que quede bien cerrado tras tirarlas, y, en caso de que se encuentre lleno y no sea apto, se debe acudir al próximo contenedor más cercano para realizar el depósito correcto de las mismas. Además, se recuerda que el depósito de estos residuos se debe realizar siempre en el contenedor gris y las bolsas de basura deben estar debidamente cerradas. 

Con el cumplimiento de estas buenas prácticas se persigue evitar los malos olores que se puedan desprender de los deshechos, la aparición de roedores y la acumulación de residuos junto a los contenedores. 

Estas ideas son las que se trasladan en los mensajes de la campaña: “La basura no se tira a cualquier hora. Hazlo de 21 a 23 h. ¡Recuérdalo!” y “Cierra bien las bolsas antes de tirarlas al contenedor gris. No las dejes fuera y, si está lleno, busca otra que esté cerca”.

A nivel creativo, la ilustración de la campaña emplea como protagonista a otro icono de la ciudad: la Farola. Esta figura, símbolo de guía y testigo de lo que acontece en la ciudad, presencia el momento en el que un ciudadano acude a tirar correctamente la basura a un contenedor gris y esta, con su foco, lo alumbra para señalar el buen acto de colaboración ciudadana. Es por ello que, al verlo, exclama “¡bien hecho!”. En la escena también se incluye a otro contenedor en el que se representa el caos de bolsas de basura junto a este (abiertas, tiradas en el suelo, soltando líquidos y malos olores) para resaltar el contraste entre lo que se debe hacer y lo que no.

“urgencias