La recogida selectiva a través del contenedor verde se incrementó en Málaga un 128% en los últimos 5 años

Ecovidrio, la entidad sin ánimo de lucro encargada del reciclado de los residuos de envases de vidrio en España, ha entregado a la ciudad de Málaga una Ecomenina en reconocimiento al compromiso de sus ciudadanos con el reciclaje de envases de vidrio. En concreto, la recogida selectiva través del contenedor verde, se incrementó un 128% en los últimos 5 años. Actualmente, de media, cada malagueño deposita en el contenedor verde 15,5kg de vidrio equivalente a unos 53 envases.

La Ecomenina “Brisas de Esperanza” diseñada por la cantante Nuria Fergó, ha sido entregada en un acto en el que han participado la concejala de Servicios Operativos, Teresa Porras, y el gerente de zona de Ecovidrio, Jesús Gutiérrez. Esta escultura, en una de las 20 piezas que componían la exposición “Ecomeninas Andalucía Gallery” que recorrió todas las capitales andaluzas desde junio a noviembre de 2019 y que están elaboradas con materiales como el calcín -vidrio reciclado- o la fibra de vidrio y que contiene una historia detrás ligada al reciclaje de vidrio y a la sostenibilidad y que han sido diseñadas por personajes andaluces o muy arraigados a la comunidad. Algunas de las personas que han colaborado en la exposición son Vicky Martín Berrocal, Victorio y Lucchino, el chef Ángel León, Agatha Ruíz de la Prada, el futbolista Joaquín, y las cantantes Nuria Fergó y Rosa López, entre otros.

Málaga se suma así al resto de provincias andaluzas cuyos buenos resultados en el reciclaje de envases de vidrio, durante los últimos años, también han sido reconocidos con la entrega de una Ecomenina.

El compromiso de los malagueños en la lucha contra el cambio climático en un contexto marcado por la necesidad de evolucionar hacia un modelo de economía circular y hacer frente a la emergencia climática, el reciclaje de envases de vidrio es un elemento fundamental para evitar emisiones de gases de efecto invernadero y la sobreexplotación de los recursos.

Gracias al gesto responsable de todos los malagueños de depositar los envases de vidrio en el contenedor verde, en los últimos cinco años, se ha logrado:

–        Evitar las emisiones de 17.015 toneladas de CO2, equivalentes a retirar cerca de 8.000 coches de la circulación durante un año.

–        Evitar la extracción de 35.204 toneladas de materias primas de la naturaleza equivalentes a dos veces el volumen del Estadio de La Rosaleda.

–        Ahorrar 20.952 Mwh de energía equivalente al consumo eléctrico doméstico de una ciudad como Málaga durante 10 días

“urgencias